Proyecto de Alfabetización Emocional

Imagen

 

La inteligencia emocional radica en un conjunto de habilidades entre las que  se destacan el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo.

 

Si bien una parte de estas habilidades pueden venir configuradas en nuestro equipaje genético,  otras tantas se moldean durante los primeros años de vida. 

 

Pero ni la naturaleza innata ni la influencia de la temprana infancia constituyen determinantes irreversibles de nuestro destino emocional, es por eso que la puerta para la alfabetización emocional en nuestro Jardín, siempre está abierta.

Este proyecto tiene como objetivo capacitar a los niños a conocerse a sí mismos y a los demás, con el fin de crear relaciones cariñosas con ellos mismos, con los que los rodean, con su medio ambiente y con el planeta.

A través de juegos, cuentos, y actividades específicas los niños comenzarán a poner en palabras diferentes estados afectivos, los reconocerán en otros y en ellos, y por sobre todo, paulatinamente, podrán detenerse ante una situación, para poder actuar de una manera adecuada y así obtener buenos resultados de sus acciones.